Navigating Private Markets – July 2022 Release

July 2022

A la hora de diseñar una cartera de inversión en activos privados, hay que tener muy en cuenta los costes del programa de inversiónla diversificación necesaria para generar las exposiciones económicas deseadas, y la proliferación de un número excesivo de gestores cuyos costes drenan la rentabilidad de la cartera.    

Para las añadas 2007 – 2016, los fondos de fondos obtuvieron un Sharpe ratio de 1,9x, superando claramente la media de 1,2x obtenida por los fondos buyout. Los fondos de fondos, por lo tanto, están ganándose sus comisiones de gestión gracias a una acertada selección de gestores y una sólida construcción de carteras y gestión del riesgo1.  

La rentabilidad de una cartera de inversión tradicional viene determinada principalmente por el comportamiento de las clases de activos subyacentes más que por la rentabilidad añadida por los gestores. En los activos privados en general, y en venture capital en particular, ocurre lo contrario. 

Para los gestores de activos tradicionales, la dispersión media entre los gestores situados en la mediana y los mejores gestores es del 3,3%. Sin embargo, en el caso de private equity la dispersión alcanza el 21,2% y en venture capital alcanza un asombroso 33,3%.

En venture capital, la clave está en tener acceso a los mejores gestores. Como los fondos de estos gestores acaban sobre suscritos, el factor diferenciador en venture capital es el acceso.

En la siguiente entrevista realizada en SuperReturn International el pasado junio, José Luis Molina, CEO de AltamarCAM, habló acerca de la situación actual de los mercados privados y cómo podría afectar el actual clima macroeconómico a los mercados privados.

José Luis argumenta que son tiempos para ser prudentes y pacientes dada la situación geopolítica, elevada inflación, subida de tipos de interés, etc. Sin embargo, este entorno es también un buen momento para encontrar oportunidades atractivas de inversión.

Share